jueves, 24 de noviembre de 2011

1975 Auandar Anapu (el que cayó del cielo) Rafael Corkidi


Image



1975 
RAFAEL CORKIDI

Reparto: 
Aurora Clavel 
Ernesto Gómez Cruz 
Patricia Luke 
Jorge Humberto Robles 
Susan Von Polgar 
María de la Luz Zendejas 





Sinopsis:
Como nacido del volcán Paricutín, aparece Auanadar Anapu (El que bajó del cielo), lider popular que tiene mucho de Cristo, Gandhi, Anacleto Morales, Rasputín, o del mismo Ché Guevara.


Él predica la unidad obrero-campesina para destruir los cacicazgos. Propone la organización y la huelga como arma de lucha. Además hace el amor con la bíblica Magdalena, cura enfermos y resucita muertos, por lo cual el pueblo le entrega su fe absoluta. Auandar Anapu muere bajo las balas de los militares, pero resurge para continuar su lucha.

Comenatrios:
http://www.lajornadamichoacan.com.mx/2006/01/15/04n1vdh.html


El primer rumor propiamente pornográfico del que tuve conciencia estuvo a cargo de la cinta Auandaru Anapu (Del Cielo), filmada en Uruapan y comunidades vecinas a mediados de los años setentas, cuando en realidad la cinematografía porno estaba abriendo nuevas autopistas, pero sin mayores recursos estéticos que una válvula de escape de los instintos sexuales primarios del ser humano 

Aquella cinta se filtró a la conciencia local porque en ella participó Arturo Macias, incansable promotor cultural, quien incluso apareció en alguna escena sexual junto a su pareja y alguien más -que le valió la condena de un sector importante que, dicho sea de paso, la mantiene vigente. 

El ruido que generó salpicó a todos, incluidos los niños con quienes compartíamos la pelota, las travesuras inverosímiles de la calle, el gusto por el agua fría del Cupatitzio y, por supuesto, las curiosidades que se iban sumando a la vida breve, como la novedad de que el sexo no sólo se hacia en la cama, de noche y en matrimonio, sino en la pantalla. Quienes la vieron presumían de haber descubierto las tetas mejor puestas en mujer alguna, y lo contaban con un convencimiento que no dejaban duda de que se trataba de tetas-tetas y no de asuntos improbables de sus locas y perversas cabezas. 

Pero en realidad, nada que ver aquello con el espectáculo de rostros de dolor y placer, de genitales desproporcionados y pujidos sincronizados de la pornografía de hoy, y no se diga de las exóticas maneras en que usted por ejemplo, amigo lector, podría tener sexo con una lagartija o lagartijo primorosos, según sea el sentido de sus preferencias. 

La historia era muy simple, un hombre blanco, el Auandaru Anapu, llega a "salvar" a las comunidades indígenas, y las invita a pelear por las tierras y no se qué, pero en paralelo experimenta con prostitutas citadinas a cargo de quienes se desarrollan las tres o cuatro escenas de desnudo que, desprovistas de inocencia, desquiciarán, por ejemplo, a la gente del pueblo de San Lorenzo, la que ingenua acude en masa al estreno en el viejo Cine Odeón, en la creencia de que verá inmaculadas sus danzas, pero sale a media función con un sentimiento de haber sido traicionada por aquellas imágenes malditas de los senos bien puestos. 

Es tan vieja la pornografía como el mundo, dicen algunos, a juzgar por vestigios prehistóricos y de distintas edades y culturas, que son representaciones diversas del acto sexual llano, si bien el sentido original no fue tanto la excitación sexual de los mirones como la petición a los dioses para que favorecieran la fertilidad y la continuidad de los pueblos, primero; y más tarde, el sentido de describir el mal llamado oficio más viejo del mundo, "la vida fácil" como luego también le dicen, pero que ni tan fácil como responden las (y los) que saben. 
Pero la pornografía de ahora, la que de niños imaginamos que estaba en Auandaru Anapu, tiene que ver con la historia de la imagen congelada de la fotografía y más tarde del cinematógrafo que liberó el movimiento de los cuerpos, y que desde siempre ha querido convencernos que está lejos del mundo de la simulación, de la artificialidad; esa que se critica, desde la moral religiosa, de generar actitudes inmorales, y desde otros discursos, de continuar degradando a la mujer que se usa como objeto desde una visión unilateral de la sexualidad; la que mantiene a decenas de miles de adictos por grandes franjas del mundo. 
Sin embargo cuenta también con opiniones muy benévolas, como la del escritor perseguido por la intolerancia, Salman Rushdie, y otros que consideran que se trata de una joya de la libertad, y no sólo eso, sino que, de alguna forma, que una sociedad civilizada puede ser juzgada por la tolerancia que muestre a la pornografía. Por su cuenta, Foulcault, además de proponer que la pornografía construye "identidades sexuales", considera que el discurso pornográfico no puede ser censurado porque en última instancia es un reflejo de las libertades de la modernidad, y por tanto, "un discurso entre otros sobre la verdad del sexo". 
ES DECIR... 
La facilidad con que ahora se puede acceder a la pornografía en todas las variables inimaginables, desde un trío entre un sapo, un gato y un licenciado, hasta el uso y abuso de menores de edad, más allá del ejercicio libertario de la pupila, debería constituirse en un imperativo social para la protección de los menores. Ese debería ser, como alguien lo ha llamado, el límite moral de nuestra sociedad. 

Y es que, también, cada vez es más fácil encontrar a quienes proclaman que ese tabú de la edad para tener sexo, "es algo que hay que desmantelar", pues las relaciones "entre niños y adultos son saludables y deben ser aceptadas". Más allá de otros públicos y actores, contra esa tentación deberíamos levantar un muro, por puro instinto, para garantizar la continuidad civilizatoria, cualquier cosa que eso quiera decir ahora. Nada que tenga que ver con esa agresión a los menores, esa sumisión y humillación que atentan contra su integridad, debe ser tolerado, sino perseguido y castigado con todo el peso. 

Es decir, tolerancia a la pornografía sí, hasta los extremos de lagartijas con changos y la abuelita de Batmán, pero sin que se obligue a nadie a mirar, y no se diga a entrarle, por muy primorosa que la lagartijita sea.



LINKS DE DESCARGA



Disco 1


Disco 2

1 comentario:

  1. Hola buena tarde! quisiera preguntar si podrás volver a subir el link http://www.mediafire.com/?4tlu213tzwph6w0, qye está caido, de antemano, gracias!

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.

TODAS LAS PELICULAS